Ruta de alimentación consciente

Te demoras 0 minutos leyendo esta noticia

En Comfama creemos que la alimentación consciente es la atención plena de relaciones con el alimento, los sentidos, el entorno, el medio ambiente, los hábitos alimentarios y su impacto en el neurodesarrollo, salud y bienestar del ser humano.

Sabemos que cada cerebro es único e irrepetible y que cada ser humano tiene su propio ritmo de desarrollo y de aprendizaje vinculado a su proceso de neurodesarrollo. Durante la etapa prenatal y en la primera infancia, el cerebro produce muchas más neuronas de las que va a necesitar, como una forma de garantizar que una cantidad suficiente de células llegue a su destino y se conecten de forma adecuada. El desarrollo cerebral normalmente depende de la disponibilidad de oxígeno, proteínas, energía y micronutrientes, así como la estimulación sensorial, comunicativa y la interacción social.

El afecto, el sueño, la nutrición y la alimentación consciente son fundamentales en esta etapa inicial de la vida para la maduración neurobiológica y el desarrollo integral de los niños. Una nutrición adecuada y consciente durante la etapa prenatal y en la primera infancia prepara el escenario para las funciones cerebrales y permite el fortalecimiento de los procesos de aprendizaje. 

La alimentación consciente consiste en aplicar las técnicas de atención plena en el momento de comprar, preparar, cocinar y consumir alimentos y relacionarlos con los sentidos, las emociones, el descanso, el sueño, el entorno, los hábitos alimentarios y la felicidad.

Estamos convencidos que la alimentación y la nutrición desempeñan un rol importante en el neurodesarrollo, la salud y bienestar de los niños y niñas. En este sentido promovemos el consumo consciente y la conexión de los beneficios nutricionales de lo que comemos, cómo lo preparamos, como lo servimos y el disfrute de estar saludablemente bien a través del juego, la literatura, la experimentación y la inspiración de las familias Comfama.

Cada mes se les entrega un paquete alimentario nutricional, que contiene alimentos de acuerdo con el diagnóstico nutricional de los niños, el cual cuenta con micronutrientes, alimentos como la cúrcuma, la quinoa, ricos en productos naturales, leguminosas. Alimentos sin gluten, ni azúcar procesada.

Los profesionales en nutrición del programa acompañan a las familias en las diferentes formas de preparación de los alimentos, a través de recetas creativas, estrategias comunicacionales que orientan a una alimentación consiente y al desarrollo de hábitos de vida saludables como: recetarios, capsulas informativas o de orientación para las familias.