Una mentoría que acompaña a Mariana cumplir sus propósitos

Una mentoría que acompaña a Mariana cumplir sus propósitos
Te demoras 0 minutos leyendo esta noticia

Desde su casa en el barrio Cabañas en Bello, Mariana Castillo pasa sus días de cuarentena. Vive con Olga, su madre, Fernando, su papá y Martina, su “hija de cuatro patas”. Tiene 30 años, es comunicadora social y especialista en Gerencia del talento humano. Mariana es soñadora, amante de los animales y la meditación, y con solo escuchar su voz se nota que es una persona serena.

En diciembre del 2019 recibió una noticia que no esperaba, pero que no fue impedimento para seguir encaminada en cumplir sus sueños. Luego de cuatro años trabajando como comunicadora en una ONG en Medellín, por reestructuración de cargos, su contrato terminó. De inmediato comenzó una exhaustiva búsqueda laboral y empezó a trabajar como freelance; sin embargo, debido a la situación a nivel mundial por la pandemia por COVID-19, estos procesos se vieron afectados.

Se extendía la cuarentena nacional y continuaba aplicando a convocatorias. En medio de esa búsqueda, un día, explorando las redes sociales de Comfama, identificó un titular que llamó su atención: Mentoría para el desempleo. Indagó y descubrió que era una iniciativa para redescubrir sus habilidades y talentos con el apoyo de mentores a través de programas de aprendizaje. Sin dudarlo aplicó y comenzó este camino.

De la mano de Milena Orozco, su mentora, ha trabajado en dos aspectos que le facilitarán la búsqueda: organizar su hoja de vida para hacerla más atractiva y reforzar su seguridad a la hora de presentar una entrevista.

Una de las cosas que más resalta Mariana sobre las mentorías es la oportunidad de conocer a diferentes profesionales que se encuentran en esta etapa. Para ella, todas estas personas son hoy una “red de apoyo”.

Esta experiencia es un proceso integral que me ha permitido conocer grandes profesionales y me ha otorgado muchos aprendizajes. Me genera motivación el acceder a formaciones que puedan generar valor agregado a lo que hago con tanto amor, como comunicar con responsabilidad, liderar y aportar a las organizaciones.

Su compromiso no ha sido en vano, hoy se encuentra en dos procesos de selección y espera con paciencia una respuesta. Uno de sus sueños es trabajar en una “compañía sólida y estable”, además de potenciar su marca de bisutería, porque también es emprendedora.

Le encanta leer sobre meditación, es aficionada al cine y la última serie que se vio y que la enganchó fue Ozark. Es hincha del River Plate y nunca olvidará el día que los vio jugar en Argentina. Dice que la crisis mundial la ha ayudado a crecer: ha aprovechado su tiempo en casa para, a través de YouTube, aprender Excel y sobre programas de diseño gráfico.

Poco a poco descubre nuevas oportunidades, quiere seguir viajando, compartiendo con su familia y con su novio Jair. En diciembre se le cerró una puerta, pero son muchos los caminos que ha ido explorando en medio de esa búsqueda personal y profesional.

¿Te quedaste sin empleo? Si estabas afiliado a Comfama y quieren iniciar tu mentoría, puedes entrar a este enlace e inscribirse. Conoce allí los demás requisitos.