Servicio

Inmersión Pacífico

Quizá uno de los lugares más atractivos y al mismo tiempo menos explorados del pacífico colombiano, una tierra increíblemente biodiversa que deja en sus visitantes huellas tan significativas que pocos olvidan.  No muchos han tenido el privilegio de viajar a Nuquí, un paraíso ubicado en el departamento de Chocó, con 942 kilómetros de superficie. Un bellísimo corredor de ballenas yubartas, zona de alimentación de aves migratorias, manglares, playas de anidación de tortugas y aves marinas, además de tranquilos atardeceres acompañados de la música de las olas del mar.    

Los visitantes de Nuquí siempre serán abrazados por la lluvia que toca sus arenas durante más de 300 días al año y quizá por ello la fauna y flora parecieran elegir este lugar como refugio. Flores, frutos silvestres, familias de cangrejos caminando plácidamente cerca a la playa, además de las imponentes ballenas que pueden llegar a medir hasta 19 metros de largo y pesar hasta 65 toneladas, son algunas de las maravillas seductoras de este refugio que pareciera estar diseñado cuidadosamente para el descanso, la tranquilidad y el contacto sublime con la naturaleza. 

Pagando el ingreso al Parque Nacional Natural Utría, ayudarás a la manutención de un lugar mágico que funciona como útero para las ballenas Yubartas que prefieren viajar hasta allí para nacer chocoanas; visitando Nuquí tu mente se aquietará cerrando la puerta a las preocupaciones y tus ojos se abrirán descubriendo colores y formas nunca antes vistas; eligiendo este destino nunca volverás a ser igual.