La cuota monetaria, una alternativa para apalancar tus sueños

La cuota monetaria, una alternativa para apalancar tus sueños
Te demoras 0 minutos leyendo esta noticia

En Comfama perseguimos el propósito infinito de desarrollar nuestra clase media para que los trabajadores antioqueños y sus familias se conecten desde la posibilidad y desarrollen sus capacidades, trasciendan y construyan ese futuro que imaginan. 

Y estamos convencidos de que el subsidio familiar es una herramienta que ayuda a alcanzar ese propósito. Acá te explicamos bien quiénes tienen derecho a recibirlo y te resolvemos algunas de las principales inquietudes. 

El trabajador obtiene este derecho si cumple con las siguientes condiciones:

  • Tiene una remuneración mensual, fija, menor o igual a cuatro salarios mínimos legales mensuales vigentes y que sumados con los ingresos de su cónyuge o compañero permanente, no superen los 6 salarios mínimos legales mensuales vigentes.

  • Totaliza un mínimo de 96 horas de labor durante el mes.

  • Tiene personas a cargo beneficiarias.

Las personas a cargo del trabajador por quienes puede recibir cuota monetaria ordinaria son:

  • Hijos, hijastros y hermanos huérfanos de padres hasta los 23 años de edad cumplidos, siempre y cuando, desde los 12 hasta los 18 años de edad, acrediten que se encuentran estudiando en un establecimiento docente debidamente aprobado en Colombia, y desde los 19 hasta los 23 años de edad cumplidos, que se encuentran cursando un programa de Educación para el Trabajo y el Desarrollo Humano en Colombia, cuya duración no sea inferior a 600 horas anuales.

  • Padres mayores de 60 años que dependan económicamente del trabajador. Estos no podrán recibir salario, renta o pensión alguna y que no se encuentren afiliados a ninguna otra caja de compensación familiar o entidad similar.

Haz clic aquí para conocer un listado de palabras clave, que te ayudarán a entender mejor lo relacionado con la cuota monetaria:

Preguntas frecuentes

¿Quién establece los montos de la cuota monetaria?

Le corresponde a la Superintendencia de Subsidio Familiar fijar la cuota monetaria por departamentos, acorde con lo establecido en el artículo 26 de la Ley 1780 de 2016.

¿Es posible que la cuota monetaria preescriba?

Sí, conforme al artículo 48 del Código Sustantivo del Trabajo, las acciones correspondientes al subsidio familiar (cuota monetaria) prescriben a los tres (3) años de haberse causado, contados a partir de la fecha en que surge su exigibilidad en los términos establecidos en el artículo 48 del Código Sustantivo del Trabajo.

¿Se puede cobrar judicialmente la cuota monetaria?

Los trabajadores pueden exigir judicialmente al empleador el pago del subsidio cuando la empresa se ha desafiliado por mora en el pago de sus aportes. Asimismo, cuando no se afilia el empleador ni sus trabajadores a una Caja de Compensación, el trabajador puede exigir judicialmente al empleador el pago de la prestación social, y el Juez puede obligar al empleador a su pago en el doble de la mayor cuota monetaria que se pague en la región.

¿Cuáles son tus deberes como trabajador?

  1. Informar el medio de pago por el cual deseas recibir el pago de la cuota monetaria.

  2. Informar a Comfama tus datos de notificación de contacto como teléfono celular, dirección y correo electrónico.

  3. Actualizar tus datos de notificación de contacto. En caso de no hacerlo, te seguiremos enviando las notificaciones a los datos de contacto que tenemos en nuestra base de datos, corriendo el riesgo de que no te lleguen.

¿Cuáles son los deberes de Comfama como Caja de Compensación?

  1. Poner a tu disposición la Cuota monetaria en los medios de pago acordados.

  2. Respetar el debido proceso que tienes como trabajador beneficiario frente al pago y prescripción de la cuota monetaria, conforme al procedimiento establecido en este documento.

  3. Atender las reclamaciones que puedas tener en calidad de trabajador beneficiario y que estén relacionadas con la cuota monetaria.

Conoce las modalidades del subsidio familiar

El subsidio familiar es una prestación social que se paga en dinero, especie y servicios a los trabajadores afiliados. Su objetivo es aliviar las cargas económicas que representa el sostenimiento de la familia.