Seguros: ¿por qué considerarlos dentro de la planeación financiera?

Seguros: ¿por qué considerarlos dentro de la planeación financiera?
Te demoras 0 minutos leyendo esta noticia

Una pregunta recurrente puede ser “¿para qué tener un seguro?”; pues bien, los seguros o planes de protección son relevantes si queremos hacer un manejo adecuado de las finanzas de las personas y las empresas, ¿por qué? Porque son herramientas que nos protegen de posibles imprevistos que, posteriormente, se traducirán en pérdida de bienes o ingresos.

Así, el valor que se paga por ellos, llamado prima del seguro, genera la tranquilidad de contar con un respaldo y, en este sentido, más que un gasto, los seguros son una inversión.

Es así como eventos tales como incapacidades, pérdida del trabajo, desastres naturales, accidentes, robos, entre otros, se pueden asegurar para proteger a las empresas, las personas y sus familias de las consecuencias económicas.

¿Conocemos juntos un poco más de los planes de protección o seguros?

¿Cómo adquirir un seguro?

Mediante un contrato con la aseguradora, las personas o empresas se comprometen a pagar una prima, a cambio de la cual reciben una protección en situaciones determinadas, con el fin de reducir o eliminar así el impacto financiero no deseado.

¿Qué tipo de seguros hay?

En el mercado existe múltiples tipos de seguros para igual número de situaciones. A nivel familiar, por ejemplo, se puede proteger:

  • Salud.

  • Mascotas.

  • Empleo.

  • Vida.

  • Medio de trasporte.

  • Vivienda.

  • Objetos valiosos.

¿Es necesario tener un seguro para cada uno de los eventos imprevistos?

No, a la hora de evaluar la pertinencia de un seguro se debe tener en cuenta la relevancia del riesgo contextualizada con la necesidad de cada individuo y de la familia, además de la disponibilidad de recursos para adquirirlo.

Por ejemplo, proteger la salud es relevante porque cuando ocurre una calamidad los costos asociados son muy altos. En cuanto al seguro de vida, es importante si se trata de la persona que genera los ingresos familiares.

¿Qué beneficios se obtiene a la hora de comprar un seguro?

Los beneficios no solo se concentran en el ámbito económico, al recibir una cantidad de dinero por el evento inesperado, sino que también se genera tranquilidad en el núcleo familiar, un intangible que es difícil de valorar.

Muchos seguros, por su parte, también tienen asistencias y otros valores agregados que pueden ser valiosos; lo importante es conocerlos y hacer uso de ellos.

¿Qué es importante tener en cuenta a la hora de comprar un seguro?

  • Cobertura: monto asegurado y los eventos en los que se tiene derecho. Aquí también es importante considerar las fechas entre las cuales el riesgo está asegurado.

  • Precio: valor relativo entre la prima y el desembolso en el momento que ocurra el evento asegurado. Se debe evaluar la capacidad de pago y ajustar el valor de la prima periódica o única al flujo de caja de la persona o empresa. El precio depende del valor asegurado, generalmente entre más alto, mayor será la prima. Por eso, a la hora de estructurar el seguro, se debe considerar las necesidades y valorar el riesgo que se quiere asegurar.

  • Empresa aseguradora: la empresa aseguradora es el emisor de la póliza y como tal es el que tiene que responder cuando ocurra el evento. Por eso, es importante evaluar la entidad y su respaldo, así como considerar la infraestructura, el servicio y la rapidez de respuesta. La trayectoria de la empresa aseguradora y su experiencia son también puntos para tener en cuenta.

  • Contraparte: son los intermediarios de seguros y están encargados de distribuir el producto y dar asesoría. Existen diferentes tipos de intermediarios, entre ellos las Cajas de Compensación Familiar.

  • Exclusiones: eventos en los que, a pesar de suceder la situación asegurada, la empresa no tiene la obligación de pagar. Para tener claridad de qué se está comprando es importante averiguar este punto.